casa lujosa

Las casas le toman el relevo al oro como artículo de lujo preferido

Si echamos la vista hacia atrás no muchos años, el oro era uno de los bienes más preciados por aquellas personas cuyo poder adquisitivo se encontraba por encima del resto de la población. Está claro que el oro siempre ha sido un sinónimo de riqueza, y de hecho a lo largo de los últimos años son muchas las empresas que se han aprovechado de esta creencia.

Pero si existe algo en la actualidad que se está revalorizando a un ritmo totalmente frenético, eso son las casas de lujo y las propiedades inmobiliarias, sin ir más lejos las viviendas de lujo en el barrio madrileño de Charmartin.

Aunque tanto el precio del oro como el de la vivienda son variables con el tiempo y para nosotros es totalmente imposible saber con certeza en qué sentido oscilarán esos precios, lo cierto es que las casas de lujo son unos bienes que nunca perderán valor. Paradójicamente, el sector de los artículos de lujo es uno de los menos perjudicados en plena crisis económica. Dicho en otras palabras y para que se entienda a la perfección, el sector de lujo es el que más crece con diferencia sobre el resto a lo largo de cualquiera de las crisis económicas que ya hemos vivido.

¿Por qué se están revalorizando las casas de lujo?

Es de vital importancia tener en cuenta que el precio del sector inmobiliario general es variable en función de la cantidad de oferta y demanda que haya en un momento determinado. Para el resto de mortales, el precio de la vivienda bajará cuando la oferta sea muy alta y la demanda muy poca, y subirá cuando la situación sea totalmente contraria.

En el sector de lujo esto ocurre de manera totalmente diferente y puedes contactar sin compromiso alguno, ya que hasta la fecha no se ha conocido una diferencia entre oferta y demanda lo suficientemente grande como para que el precio de los diferentes inmuebles varíe. Por norma general la oferta de casas de lujo apenas varía unos números al alza, y en cuanto a la demanda ocurre más o menos lo mismo, ya que la cantidad de nuevos ricos en nuestro país no crece demasiado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *